Proceso de Producción de la Yerba Mate

Yerba Mate - Ilex Paraguariensis Saint Hilaire

El árbol de yerba mate (Ilex paraguariensis Saint Hilaire) crece únicamente en algunas regiones de Argentina, Brasil y Paraguay. El suelo que necesita se caracteriza por la tierra colorada, debido a la preponderante presencia de óxido de hierro, y los valores elevados y permanentes de temperatura y humedad.

Plantación

Actualmente en Argentina es difícil ver árboles de yerba mate en estado natural. Es por ello que la germinación a evolucionado desde tratar las semillas, difíciles de germinar hasta lo que hoy se utiliza que son las plantas clonales, que mejoran las plantas aumentando la capacidad productiva de los yerbales.

Cosecha

La planta tarda entre 4 y 5 años hasta que está lista para ser cosechada. Un árbol de yerba mate en estado natural puede llegar a crecer hasta 20 metros de alto. En los yerbales se los poda para que sean más manejables por los tareferos, de una altura de 4 metros. Se cortan las ramas más maduras, utilizando herramientas como tijeras eléctricas o motosierras. La cosecha se realiza dos veces al año, una en marzo y otra en septiembre.

Las ramas, reducidas, se juntan en las ponchadas, que son bultos de hasta 80 kg. Que son trasladados al camión y luego al secadero para comenzar a ser procesadas. Antiguamente las ponchadas eran llevadas en los camiones hasta destino. Actualmente se vuelca la hoja verde en camiones que tienen un cajón que recibe la hoja verde directamente, el cual levanta una tapa lateral en el secadero, que permite volcar toda la materia prima en la planchada del secadero.

Secadero

En el secadero se producen los tres primeros pasos para la yerba mate de consumo argentino. El primer paso es el SAPECADO, que consiste en la exposición al fuego vivo, por algunos segundos, de la hoja verde. Este proceso se utiliza en otros productos, como por ejemplo en el té. Sirve para cortar el proceso de oxidación de la hoja, razón por la cual mantiene el color verde, y no negro. Además el exceso de temperatura limpia la hoja de todo lo que pueda haber traído del monte o del campo, y evapora el mayor porcentaje de humedad que tiene la hoja verde.

Luego se procede al SECADO en cintas, en nuestro caso. La hoja termina de secarse, mientras circula por las cintas que la transportan por varios metros de galpón a altas temperaturas. Luego de este proceso, de 3 kg de hoja verde, quedan de resultado 1 kg de hoja seca.

Ya con la hoja seca, se procede al CANCHADO o MOLIENDA GRUESA, que es el primer triturado grosero de la hoja, utilizado para poder guardar en bolsas de 50 Kg. El producto que se lleva a ESTACIONAR durante un cierto tiempo, que depende si es natural o en cámaras de estacionamiento acelerado.

Estacionamiento Natural

En la PYM utilizamos el estacionamiento natural, que hace que el producto se encuentre descansando durante 18 meses, en grandes galpones sometidos a las condiciones climáticas del año. Da como resultado un producto suave, de color amarillento, que no produce acidez.

Las cámaras de estacionamiento acelerado, reducen el tiempo de descanso a 4/6 meses. Aquí las bolsas de yerba mate canchada se guardan en grandes galpones, con sistema de ventilación y control de humedad y temperatura, que se mantienen a lo largo de estos meses. El producto final, aún no iguala a la yerba mate estacionada naturalmente.

Molino

Para hacer un paquete de un kg de yerba mate se necesita mezclar diferentes bolsas de yerba mate canchada, para poder mantener la calidad. Si no se hiciera la mezcla y cada paquete saliera de la molienda de una sola bolsa, que estuvo expuesta a diferentes temperaturas, y tiene un solo tiempo de estacionamiento, cada lote tendría diferentes características. De esta manera los lotes de producto se fabrican mezclando diferentes bolsas ya estacionadas en diferentes años. Y así la mezcla, características y sabor, es siempre similar.

Aquí en el molino se seleccionan las bolsas de canchada y las mezclas que se harán, se vuelcan en el molino donde se produce la molienda fina, la mezcla exacta de hojas, palitos y polvillo, y se envasa.

En simultáneo se hace el proceso de control de calidad, y extraen muestras del producto, y continuamente es analizado en el laboratorio. Las maquinas están preparadas para el envasado de cada formato de paquete. Cada vez que se cambia el formato se debe acomodar la maquina. Luego de llenar los paquetes, se cierran, se pone automáticamente la estampilla, se arman los packs, los pallets, y se acomodan para enviar en camiones a los clientes.

Ahora sí...
llegó el momento
de un buen mate